"Me parecía que el agua, el cielo, las nubes, los árboles, tenían conciencia de la dicha que me proporcionaban. No tenía ninguna idea preconcebida. Ser pintor no es un profesión, como no lo es ser anarquista, amante, corredor, soñador o aficionado al boxeo. Es un capricho de la naturaleza."

MAURICE DE VLAMINCK (1929)

martes, 25 de marzo de 2008


Bueno, bueno, bueno... aquí es donde empieza todo, ¿no, mis viejos y añorados drugos?

Ahora no tengo mucha fuerza para daros caña con este blog, pero esperad, esperad, málchicos-nadsats, y tendréis vesches realmente joroschós...

No os impacientéis.

2 comentarios:

Lázaro dijo...

Por fin, un tercer mosquetero. He de decir que me froté las manos al conocer de tu llegada a este nuevo universo. Bienvnido al club

Fernando dijo...

Yo la verdad es que me froté otra cosa hasta la "llegada". Este consejo de sabios ya esta tomando forma (de polla). Damas, caballeros, Nacho.