"Me parecía que el agua, el cielo, las nubes, los árboles, tenían conciencia de la dicha que me proporcionaban. No tenía ninguna idea preconcebida. Ser pintor no es un profesión, como no lo es ser anarquista, amante, corredor, soñador o aficionado al boxeo. Es un capricho de la naturaleza."

MAURICE DE VLAMINCK (1929)

sábado, 7 de noviembre de 2009

THE WALL

UN LADRILLO MÁS EN EL MURO



[Atención a la letra]

El otro día me sorprendía leyendo en un libro (más que nada porque se trataba de un manual de cómo escribir) acerca de Sperry y sus descubrimientos sobre el funcionamiento de los hemisferios del cerebro. Ya había estudiado algo sobre el funcionamiento de los córtex y los sistemas límbicos, pero el escritor exponía el caso con una simplicidad tan pasmosa que me hizo reflexionar sobre el asunto mucho más que mi libro de texto de Psicología.

Además, el escritor, muy arduamente, establecía un símil entre el número de conexiones posibles entre las neuronas (más de 10 elevado a 800) y el número de átomos que los astrofísicos calculan en todo el universo (alrededor de 10 elevado a 100).

Supongo que os reiréis (sobre todo Lázaro) de que sea yo el que hable, un lego total en la materia, sobre este asunto, y muy seguramente tendréis algo que añadir y rectificar , mucho más lícitamente, al respecto. Para eso esta el blog.

Pero, muy resumidamente aquí, mediante la escritura, pensé en la cantidad de universos, vidas e historias que el ser humano ha creado, relaciones, redes, tecnologías... Y me hizo estremecerme de incertidumbre, a la vez que de satisfacción. Ya tenía algo que decirme a mí mismo cuando prendiese la tele y me preguntase porque una mísera mota de polvo en el espacio merece la vida, cuando no es capaz de vivir consigo misma. Cuando siglo tras siglo se empeña en encontrar nuevas patologías en las que refugiarse, nuevas fronteras y muros que construir.



Hace poco he visto esta película que por supuesto os recomiendo (a unos más que otros), a parte del disco (acojonante, que ya conocéis de sobra, por mi pesadez acerca de Pink Floyd) sobre todo por sus secuencias de animación, muy al estilo Moebius. The Wall. Hoy en día, los temas sobre los que trata la película ya los tenemos más que vistos: futuros utópicos, una posible instauración de otro totalitarismo en el mundo de la democracia, la soledad, la decadencia y la pérdida de la inocencia, la niñez, etc. Pero está tratado de forma mucho más reflexiva que las aspiraciones ensayísticas de filmes como La ola, ya que el tratamiento que le da el director es ese expresionismo alemán que tanto me gusta.

Me gustó la forma tan inteligente y reiterativa que tiene el film de saltar de un registro a otro, de forma tan suculenta: de los muros que los estados establecen exteriormente, y los muros que paralelamente (o no) los seres humanos se van creando interiormente. Ya lo sé. Muy manido, muy repetitivo, muy aburrido para muchos. Pero estaría bien pararse un momento y pensar, ahora que hace unas semanas que se cumplió el aniversario de la caída del muro en una de las ciudades, Berlín, me atrevería a decir, cuna de esa cultura que, como un muro, nos ha protegido/aislado, cómo nos relacionamos con los demás, si de verdad la libertad demócrata, capitalista, pequeña-burguesa, nos ha dado alas o nos ha dado un televisor, un sofá y un sal´pn caliente en el que aislarnos.
Estaría bien pensar en esos resquicios de muro que hoy se usan como atracción turística, aunque solo sea como un recuerdo emotivo. No hace falta que os cite la última frase de Cien años de soledad para argumentarme

Otro aspecto que me gustó de la reflexión de The Wall, fue cómo rechaza esa subculutra que a veces tanto defiendo, toda la literatura de dorgas, todo el underground, toda las postmodernidad cinematográfica... Y no me sorprende el rechazo en sí, si no que lo haga alguien como Pink Floyd, que se ha nutrido de ella precisamente. ¿Márketing o rechazo real? Seguramente no sea más que un engaño comercial más realizado con mucho esmero para embaucar a mente simples como la mía. Por eso nunca lo sabré. Solo me queda esa sensación de desasosiego...

Aprovecho, ya que hablamos de 1989 en Berlín para hablaros y recomendaros un manga muy fresco y sorprendente: Monster. Nada de lo que yo os pueda decir sobre la trama os dirá nada acerca de él ni os quitará la sensación de: "Puff, otro manga más no, por favor." Pero estaría bien que le echáseis un ojo a sus dibujos y leer la sinopsis de alguien que os lo explicará mejor que yo, o seáse, un editor, que es su trabajo.

Nada más. Un saludo. Espero vuestras opiniones.

4 comentarios:

c3fedro dijo...

la pelicula me gusto mucho,no es que sepa mucho sobre cine pero me cautivo la expresion que siempre tiene la pelicula... son temas que ya estamos viendo demasiado pero que para mi los retrata muy diferente a los demas.
De la otra parte de tu entrada prefiero volver a leerla con mas tiempo por que me quede abstracto..
cuidate! cigarra!

Lázaro dijo...

Si, ciertamente corroboro en mi libro que lo que pones no es inventado XD, y además es súamente interesante en caso de ser cierto.
Por que desconocemos tanto lo de dentro como lo de fuera. uizá sea lo msio y sólo desconocemos una cosa jeje

Yo desde hace tiempo que quiero ver esa película. Cristian siempre habló muy bien de ella :D
cómo la viste?? la tiens bajada? si eso me la prestas y sino ya la buscaré yo.
Pd: gracais por ahcer una entrada. Ya me empezaba a estar ansiosos XD
(nos llamamos pronto:P)

NACHO dijo...

La peli la regalaron hace dos viernes con el Publico. Perdon por no avisarte. Yo te la dejo. No es un alarde de pelicula, pero merece la pena verla sobre todo por sus secuencias de animacion, que son preciosas.

Lázaro dijo...

La vi! y la verda es que me decepcionó bastante. Si que está bien verla, pero no se si el disco necesitaba ese "complemento" visual.
Cuando acabé se me fueron las ganas de tomar LSD... aunque barrettt ya andaba mal, abusar si que le volvió peor..
Ja! como en la naranja mecanica, "videoterapia" XD
la verdad es q peinso como tu ancho las mejores partes de la peli son las de animacion... :D
thanks